Opinió

“Si Donald Trump pierde, como indican las encuestas y apuntan los nervios alterados del presidente, será una derrota mundial para el nacionalismo populista. El liderazgo de Estados Unidos se ejerce internacionalmente, incluso cuando desde Estados Unidos se quiere destruir el orden multilateral y erosionar la democracia. Washington predica siempre con el ejemplo y, en el caso de Trump, el ejemplo ha sido cualquier cosa menos ejemplar.”

El pico de la pandemia (El País, 22 de octubre de 2020)