ActualidadOpinión

“Ante los preparativos disuasorios temo que el plan secreto secesionista -el no anunciado- sea buscar una repetición de imágenes como las del 1-O utilizando los mismos figurantes/protagonistas pasivos. Aquel 1-O gracias a Rajoy, Fernández Díaz y los convocantes del referéndum que no tendría valor como consulta constituye la única gran victoria moral del ‘procés’, pero sus efectos se diluyen con el tiempo (y viendo imágenes similares de la policía francesa, entre otras). Quizá alguien piense que hay que reactualizar. En cualquier caso la mayoría de los políticos convocantes probablemente se reservarán para las contiendas futuras y ahora se limitarán al papel institucional de ser solo Un Poco Desobedientes, con los precedentes de mantener la bandera en el Palau, retirar los lazos amarillos antes de que venza el plazo dado por el juez  y guardar las llaves de las prisiones donde residen los encarcelados.”

Ese desorden tan anunciado (El Periódico, 10 de octubre de 2019)