ActualidadOpinión

“Lo que sucedió en Cataluña en septiembre y octubre del 2017 fue algo mucho más radical, profundo y grave que una votación mal convocada y peor reprimida. Lo que vimos el año pasado, y no podemos olvidar, fue como los líderes sociales y políticos que representaban menos de la mitad de la población de una región del país intentaron utilizar las instituciones para provocar un enfrentamiento civil que forzara una reacción represiva del estado, con el objetivo de justificar e imponer una secesión unilateral.”

 

La gravedad de los sucesos de otoño. (Politikon, 26 de junio de 2018)