ActualidadOpinión

«Ante las imágenes trágicas de los migrantes a la deriva o separados familiarmente, la indignación de los medios de comunicación que han contribuido a generar la cultura individualista es cínica: más emoción, más audiencia. El hecho es que Salvini y Trump no inauguran un tiempo nuevo. Hace años que la cultura occidental está falta de sentido y horizonte. Simplemente, estamos viviendo el paso de la hipocresía al cinismo. Hace décadas que impera la “cultura del descarte” (papa Francisco). Antes, los gobiernos actuaban como Trump y Salvini, pero no se atrevían a proclamarlo.»

De hipócritas a cínicos (La Vanguardia, 25 de junio de 2018)