ActualidadOpinión

“En nuestro imaginario social, el término exilio está indefectiblemente asociado a las imágenes de miles de personas atravesando la frontera en medio de la nieve, cargando enfermos y heridos, rodeados de miseria y desesperación. O a barcos como los que trasladaron personas famélicas a los puertos mexicanos donde el Gobierno de Lázaro Cárdenas abrió generosamente las puertas a los perseguidos por el  régimen franquista. También a experiencias como el Winnipeg de Pablo Neruda que rescató a dos mil republicanos, muchos sobrevivientes de campos de concentración deplorables como el de Argelès Sur Mer.”

El exilio y TV3. (Crónica Global, 27 de junio de 2018)