GeneralNoticiasOpinión

Antropóloga, investigadora en migraciones internacionales.Realiza trabajos sobre mujeres migrantes, trabajadoras del hogar. Responsable de migraciones de ICV. Forma parte de Comuns Federalistes y de Federalistes d’Esquerres.

“Los nacionalismos siempre han surgido de frustraciones sociales. Crisis, miedo a la globalización, una especie de disconformidad permanente que se va retroalimentando. Nada satisface y, en definitiva, se pierde vista a los culpables y se proyecta el malestar en otra dirección. Es más, los responsables de los males sociales se perciben como hermanos. Como dicen los politólogos, el eje vertical, de clase, acaba siendo sustituido por el eje horizontal. De ahí, tanto fervor en la defensa de los presos relacionados con el “Procés”, y tanta distancia, por no decir desentendimiento absoluto, con presos por otras causas o de otros lugares porque, sencillamente, “no son de los nuestros”. Acaban de hacerse públicas las sentencias por el caso Palau y apenas se habla de su vinculación con el “Procés”. Es más, se vuelve a votar al partido implicado en él. Es decir, en el “Procés” se miden las cosas con un doble rasero y se hace porque existe un movimiento identitario nacionalista que defiende estructuras, liderazgos, de “pertenencia a un pueblo”.”

Entrevista a Gaby Poblet, por Peru Erroteta, El Triangle (05/02/2018).