“Hay ocasiones en las que aparecen problemas graves, que requieren soluciones rápidas, y de una extensión que no puede reducirse a demarcaciones administrativas o políticas.Estamos ante una de esas ocasiones. La crisis del covid-19 es un serio problema global, y viene a cuento lo que dijo hace poco más de 30 años el sociólogo Daniel Bell: el Estado es demasiado pequeño para los grandes problemas de la vida, y demasiado grande para los pequeños. Pero, a falta de una globalización política suficientemente capaz de responder a la pandemia, los estados tienen que responder. Tienen que hacerlo mediante los instrumentos legales de los que disponen, y en nuestro caso se ha hecho mediante la declaración del estado de alarma.”

Estado de alarma y autonomía (15 de marzo de 2020)