ActualidadGeneralOpinión

“En Cataluña, la precariedad laboral tiene rostro de mujer y los salarios bajos tienen rostro de mujer. El 74% de los contratos a tiempo parcial corresponden a mujeres porque los recortes en guarderías y dependencia se han traducido en que han sido ellas las que han tenido que asumir los cuidados. El 97% de las personas que reconocen en Cataluña que trabajan a tiempo parcial porque tienen que encargarse de sus hijos e hijas, pero también de personas mayores o dependientes, son mujeres. Conforman también el grueso de las personas que cobran menos de 1.000 euros al mes: son 7 de cada 10.

La radiografía de la desigualdad entre hombres y mujeres es muy negativa pero estamos haciendo muy poco para cambiarla más allá de ponernos un lazo violeta el 8 de marzo.”

Lazos violeta y presupuestos (Crónica Global, 17 de marzo de 2020)