ActualidadOpinión

“Por otra parte, recordemos que las Autonomías también son Estado. Una parte de los problemas de Catalunya se deben que el Estado ha ido desapareciendo, permitiendo que algunos ejercieran la autonomía como un ámbito de poder político excluyente. Al mismo tiempo, el aparato político del Estado (central) ha actuado en muchas ocasiones con desconfianza respecto de las instituciones autonómicas, tratándolas como poderes delegados, y no como entidades que encuentran su legitimidad en la Constitución, exactamente igual que los del Estado (central).”

España plural (El País, 30 de abril de 2019)