GeneralOpinión

“La democracia no cae, como las lluvias de otoño, del cielo. Es una construcción humana y como tal se concibe, se adopta, se aprende y se ejerce. No es, en consecuencia, nada esencial, ni tampoco la realización del cielo en la tierra como, asociada al libre mercado, proclama Vargas Llosa. Y con mayor realismo, cabría decir que más que de democracia, habría que hablar de democracias. Porque, como la gente, la naturaleza y las cosas, la democracia es asimismo diversa. Sabemos, porque fue motivo de gran controversia en la izquierda, que la democracia representativa es imperfecta. Pero, como decía Andreotti, refiriéndose a la política, sabemos sobre todo y muy bien que lo peor de la democracia es su ausencia. Por eso luchamos por ella en España y la conseguimos.”

Democracia “aleatoria”, en primera persona (El Triangle, 3 de octubre de 2018)