GeneralNoticiasOpinión

“En septiembre se cumplirán seis años del banderazo de salida del ‘procés’ con la primera manifestación multitudinaria en la Diada del 2012. En este periodo, el Gobierno de Mariano Rajoy ha respondido al reto más grave de la democracia española desde el 23-F de 1981 solo con el inmovilismo político y el recurso a los tribunales. Pero, peor aún que el inmovilismo y la judialización de un problema político, es la torpeza con que Rajoy y sus ministros se han comportado en todos los terrenos en los que había que cortar las alas al independentismo. A falta de propuestas políticas, que, de todas formas, no está claro que pudieran ser aceptadas por los impulsores del ‘procés’, porque el diálogo que ofrecen siempre ha sido del estilo “referéndum o referéndum”, Rajoy ha desistido también de contrarrestar al secesionismo tanto en el terreno de la diplomacia exterior como en el de la propaganda interior.”

¿Hay algún piloto en el avión?, por José A. Sorolla, El Periódico (11/04/2018).