ActualidadOpinión

Los independentistas en el poder en Cataluña no se planteaban ni remotamente la posibilidad de que el nuevo y brutal escenario que se había abierto entre nosotros tras los atentados de las Ramblas aconsejara poner en primer plano otras prioridades. Más bien al contrario, estaban firmemente decididos a aplicar a la situación creada lo que el dicho catalán afirma respecto a los cerdos: ‘Del porc, se n’aprofita tot'” (del cerdo se aprovecha todo), utilizando en beneficio de su proyecto político cuanto había ocurrido y, por descontado, cuanto pudiera ocurrir como consecuencia de ello. “‘Del porc, se n’aprofita tot’ (del cerdo, se aprovecha todo)” (El Confidencial, 28 de agosto de 2017)