ActualidadOpinión

Los ‘baby-boomers’ españoles que nacimos a finales del decenio de los años 40, o principios del de los 50 del siglo pasado, sólo conocemos de los horrores de la Guerra Civil española por lo que nos contaron nuestros padres y allegados. Y, claro está, nos hablaban de desigualdades sociales como una de las razones que hallaron expresión en un conflicto de muerte y destrucción. Tales razones parecen olvidarse ahora a escala global. “Desigualdad, preludio de guerras” (Público, 26 de diciembre de 2016)