ActualidadNoticias

«La solución pasa por compartir la soberanía, y retener lo esencial. Lo que se necesita es una Europa lo suficientemente flexible como para permitir a los catalanes, como a los valones, a los italianos del norte o a los bávaros, concertarse internacionalmente para impulsar su industria y su cultura por toda Europa»

“Madrid y Barcelona deben dejar de pensar en todo esto como una discusión de suma cero, en la que si yo gano, tú pierdes. Y en segundo lugar, no va a desaparecer nunca. Estas tensiones forman parte de la realidad de la España moderna».

Sería estúpido negar que Cataluña se siente una nación” (El País, 1 de diciembre de 2016)