Rafael Jorba: “No está el horno para bollos” (LV 17.11.15)

El llamado proceso ha ido saltando pantallas y recreando una realidad virtual que se presenta como indiscutible, con la complicidad de notables sectores mediáticos y académicos. El proceso ha querido simplificar la democracia olvidando que se necesitan mayorías cualificadas para alterar el núcleo duro del pacto fundacional. Ha querido también banalizar la secesión como si…