ActualidadNoticias

A pesar de las múltiples promesas que nos hace el independentismo sobre nuestra felicidad (sin haber conseguido saber cómo se resolverían nuestros problemas si tuviéramos otro Estado) y las reiteradas afirmaciones por parte de algunos medios de comunicación de que la mayoría de los ciudadanos de Cataluña somos independentistas, la realidad parece evolucionar en sentido contrario

Afortunadamente, en cuanto a la opinión de qué modelo de estructura de Estado les merece más confianza, la ciudadanía catalana muestra más riqueza y complejidad conceptual de la que nos quieren hacer creer desde los medios de comunicación públicos catalanes.

Cuando se analizan los resultados de las encuestas de Metroscopia, publicadas en El País en el último año se ve claramente esta evolución en sentido contrario al independentismo ya favor del federalismo.

En mayo de 2014, según se muestra en la siguiente tabla, se preguntaba a los catalanes si con nuevas competencias para Cataluña preferían seguir formando parte de España y el 38% contestaban afirmativamente, frente a un 31% que preferían ser independientes (si la imagen no se visualiza bien, clicar encima):

MesNumeros1-d

Cinco meses después, en octubre de 2014, se preguntó claramente por la opción federal, como una tercera alternativa entre la independencia o continuar como hasta ahora. El resultado fue contundente, ya que sólo un 29% se decantaba hacia la independencia y un 46% para la opción federal. La opción federal creció en parte con detrimento del independentismo (2%), pero la mayor parte del crecimiento era por decantación de los indecisos, ya que en julio de 2014 un 88% contestaron a una de las tres opciones y en cambio en octubre lo hicieron un 92% de los encuestados. Los resultados se muestran en la gráfica siguiente:

Curiosamente, si se analiza la respuesta según preferencias de los votantes, aunque los más partidarios de esta opción se situaban en PODEMOS (70%), PSC (66%) e ICV (65%), una cantidad importante de los votantes de partidos con voto independentista se decantaban por la opción federal (entre el 42% de CIU y el 26% de la CUP). En medio se situaban los votantes de Ciudadanos (41%) y los votantes más reactivos a esta opción eran los votantes del PP con un 17%.

Por si fuera poco, si se comparan los partidarios de la independencia o de la opción federal dentro de los votantes de CiU y de ERC en las dos encuestas anteriores, se ve una clara evolución hacia preferencias federales:

 

 

Independentistas Federalistas
 

CIU

ERC CIU

ERC

Mayo 2014

51

72 34

20

Octubre 2014 49 63 42

33

 

Por tanto, ni la rotundidad declarativa de los dirigentes independentistas ni tampoco el desprecio de los medios de comunicación hacia otras alternativas, parece corresponderse con las preferencias de los votantes respectivos ni con el deseo de las audiencias. La afirmación del 15M “no nos representan” en Cataluña es perfectamente aplicable.

En la última encuesta publicada el pasado mes de julio, (también en El País) donde se diferencian las respuestas de los entrevistados en Cataluña y de los del resto de España, el crecimiento de la opción federal se manifiesta más claramente:

MesNumeros4

En esta encuesta, el 54% de los entrevistados en Cataluña declara su preferencia por un Estado federal, frente a un 35% que dice que no. Debemos suponer que los que dicen que no, son tanto los independentistas como los que quieren continuar como hasta ahora.

Pese a que las diferentes encuestas de mayo a octubre-julio-no son estrictamente comparables, todo parece indicar que el ciudadano se aleja progresivamente del maximalismo de “todo o nada” cuando se le ofrecen otras opciones. También se deduce de las encuestas, que el federalismo no sólo no da miedo, ni se percibe como inviable, sino que cada vez parece ser la opción preferida por la mayoría de los catalanes. Esperamos, que en el resto de España, este nada despreciable 34% partidario del federalismo, también crezca. Tan sólo nos falta sentido constructivo y ganas de consensuar propuestas, que la mayor parte de los partidos comienzan a mostrar. En este sentido, será importante que el 27S los ciudadanos de Cataluña elijamos representantes con categoría política para alcanzar pactos, cuando el Parlamento Español se esté en disposición de plantear propuestas federales, como parece que ocurrirá según las últimas encuestas de intención de voto por el próximo mes de noviembre.