No es extraño que los gobiernos municipales quieran aplicar con escala más pequeña, lo que han aprendido del gobierno de la Generalitat: actuar sin competencias, con el ejercicio de un hipotético poder auto-otorgado, “El previsible crecimiento de los enanos” (Crónica Global, 19 de abril de 2015)