ActualidadOpinión
El CAC reconoce el acierto de las denuncias pero se niega a rectificar en su comportamiento hacia invitados como Manuel Cruz, que discrepan y denuncian la línea oficial de la televisión autonómica

El Pleno del Consejo del Audiovisual de Cataluña se negó, el 17 de septiembre pasado, a amparar las quejas recibidas por el trato que recibió en Tv3 el presidente de Federalistes d’Esquerres, Manuel Cruz, con motivo de su intervención en el programa “Els Matins de Tv3” el pasado 9 de abril.

El acuerdo por el cual el CAC “constata que la entrevista a Manuel Cruz y el comentario satírico que generó no vulneraron la normativa audiovisual” dividió por la mitad al Pleno. Tres consejeros votaron a favor del acuerdo y tres lo hicieron en contra. Los tres votos contrarios los ejercieron Daniel Sirera, Eva Parera y Carme Figueres, que aportó un voto particular. Los votos favorables fueron los de Salvador Alsius, Yvonne Griley y Roger Loppacher que, como presidente, decantó el resultado, porque dispone de voto de calidad.

Manuel Cruz fue invitado a “Els Matins de Tv3” para presentar su libro “Una comunidad ensimismada”. Su intervención fue incluida en una tertulia en la cual intervinieron personas que fueron extremadamente agresivas y despectivas, especialmente los periodistas Xavier Grasset y Gemma Aguilera.ManuelTv3_2

En una de las denuncias presentadas al CAC, se recogía que “siendo el motivo de la presencia del catedrático Cruz en el programa, como se explicitó, la referencia a su libro “Una comunidad ensimismada”, recientemente presentado, el hecho es que la imagen del invitado y la de la portada del referido libro, estuvieron acompañados en todo momento por escenas insistentes de movilización nacionalista radical con profusión de banderas esteladas y, también, por un inquietante carrusel en el baseline de la pantalla de mensajes radicales con una presencia significativa de los que simplemente contenían llamamientos a la desobediencia y a acciones unilaterales no amparadas por la legalidad”.

El día siguiente, la colaboradora del programa, Empar Moliner, se burló de Manuel Cruz sin que éste tuviera la capacidad de réplica. Entre otros frases insultantes hacia el invitado, Moliner desautorizó sus críticas a la carencia de objetividad de Tv3, aduciendo que su presencia en el plató aquel día lo desmentía.

Sus comentarios fueron acompañados de recursos hechos en base a materiales procedentes de la edición de Els Matins anteriormente mencionado que, con toda obviedad, no podían ser utilizados por una simple colaboradora de la cadena sin la cooperación activa de los profesionales de la misma. Se da la circunstancia que Moliner incluyó su mofa de Manuel Cruz en una sección que se titula “Tertulians”, en la cual no tiene cabida, puesto que el presidente de Federalistes d’Esquerres no fue invitado al programa en calidad de tertuliano.Empar

Los propios consejeros que han hecho posible la aprobación de este acuerdo reconocen los desaciertos denunciados, cuando en su redactado afirman que hay “el riesgo que, desde el punto de la sintaxis audiovisual, puede comportar el uso de imágenes de recurso en los espacios de opinión. La imprevisibilidad del curso de las conversaciones en entrevistas o tertulias hace que en algún momento pueda darse una concordancia imperfecta entre las declaraciones de los invitados y las imágenes insertadas, con resultados que pueden dar lugar a equívocos o alentar las suspicacias”. Esta explicación no sólo es un reconocimiento de culpa sino un insulto a los realizadores de Tv3 encargados del control de las imágenes que salen por pantalla.

También se reconoce el error de incluir las referencias de Empar Moliner a Manuel Cruz en la sección “Tertulians” puesto que, según se lee en el acuerdo adoptado “puede suscitar dudas sobre la conveniencia de incluirlas, dado que se diferencia la condición de participante regular en una tertulia que la de invitado a participar en una entrevista”.ManuelTV3_4

El CAC reconoce el acierto de las denuncias pero se niega a rectificar en su comportamiento hacia invitados como Manuel Cruz, que discrepan y denuncian la línea oficial de la televisión autonómica, inmersa en una campaña evidente de desprestigio de todos aquellos y aquello que no coincida con el plan de ruta marcado por el Gobierno de la Generalitat.

La división en el voto de los miembros del Pleno del CAC y que el acuerdo se adoptara por el voto de calidad de su presidente demuestra la debilidad de sus argumentos. Esta división hizo que, incluso, la consejera del CAC, Eva Parera, militante de Unión Democrática de Cataluña, votara contra el acuerdo aprobado.

Federalistes d’Esquerres cree que al tratarse de una emisora pública, es imprescindible garantizar un equilibrio exquisito en las tomas de posición de relevancia política y pública cómo es generalmente entendido en los sistemas audiovisuales de los países de nuestro entorno. Este equilibrio no existió en este programa.

 

Video de “Els Matins” de TV3 (09/04/14) (la intervención de Manuel Cruz a partir del minuto 56):

http://www.tv3.cat/videos/5013911/Tertulia-del-090414-(part-1)

Video de “Els Matins” de un día después, donde Empar Moliner dedica su espacio a mofarse de la intervención de Manuel Cruz:

http://www.tv3.cat/videos/5016771/Tertulians-que-van-a-TV3-a-denunciar-que-no-van-mai-a-TV3