ActualidadGeneralOpinión

«El temor que queda, tras unas elecciones tan empatadas, es que Cataluña renueve cuatro años más de división y desgobierno. Los viejos socios independentistas no han dado últimamente ejemplo de unión ni de capacidad de Gobierno y su repetición puede complicar la recuperación económica, además de radicalizar aún más al electorado.»

Un Govern independentista no podrá ignorar a un PSC ganador (Crónica Global, 15 de febrero de 2021)