ActualidadGeneralOpinión

“Frente a la crispación y la exhibición ufana y sin escrúpulos de la intolerancia, bienvenidas esas negociaciones que, alejadas de los focos, saben forjar acuerdos. Más aún si ponen la reconstrucción social en el centro del pacto. Ser capaces de sumar desde el desencuentro no es debilidad, es un refuerzo para la democracia.”

Pacten, que algo queda (El Periódico, 28 de noviembre de 2020)