Hemos vivido en un estado de alarma; desde el 14 de marzo al 21 de junio. Ha habido que restringir los derechos fundamentales de movilidad y reunión para establecer confinamientos, actividades esenciales y fases de desescalada. ¿Quién ha ido decidiendo el estado de alarma? Cada dos miércoles el Congreso de los Diputados, gracias a una geometría variable en los pactos del gobierno de coalición de socialistas y UP.
Ha emergido Cs como partido bisagra; el bloque de derechas como polarizador; el PNV como garantía de estabilidad, una ERC lunática y unos Juntos que aspiraba a la pinza entre la Generalitat y el gobierno del PP en Madrid. Justificaba el larguísimo estado de alarma al evitar los colapsos sanitarios. España tenemos unos 300 camas por 100 mil habitantes, cuando Alemania tiene 800.
Los confinamientos del estado de alarma han paralizado sectores productivos enteros. Gracias a la concertación social entre gobierno – CCOO y UGT – CEOE 3 millones de ERTE. Una novedad en relación a la pasada Crisis. El eurogrupo destinará 100 MM de € los SURE para financiar entre los Estados miembros. Ha habido cierto colapso por la avalancha de demandas desde las gestorías al SEPE y algunos beneficiarios aún la esperan. Dentro del llamado escudo social la medida más trascendental se llama IMV; por un presupuesto de 3 mm de € esperando llegar a 850 mil familias, para que no se queden atrás. Boi unanimidad en la votación en el Congreso! Sea una prenda de esperanza para el futuro Pacto de Reconstrucción; donde la derecha económica quiere que la derecha política abandone la trinchera para acordar los puentes de diálogo. Ni que decir tiene que mientras no llega cada IMV para cada familia suerte de los Bancos de Alimentos y Cáritas, los servicios sociales las ayudas de urgencias municipales.
Tenemos 3,5 millones de parados y 1,3 millones de autónomos sin ingresos. En la sobrevenida gestión desbordada, angustiosa del suministro de materiales sanitarios, en la habilitación de UCIs, de hospitales de campaña, de hoteles para casos menos graves debemos remarcar tanto la disponibilidad para las CCAA del sector privado, por a su gestión de sanidad, como las constantes conferencias sectoriales entre consejerías y el ministerio. Dada la especial incidencia en las grandes concentraciones metropolitanas de Madrid y BCN frecuentados los acuerdos entre Salvador Illa, Alba Vergés y Enrique Ruiz Escudero.

Conferencias de consejeros de sanidad y de presidentes

No hemos evitado los casi 29 mil muertos españoles (72% en residencias), dentro de los cuales más de 12 mil de catalanes (82% de más de 74 años) pero hemos reaccionado con hasta 1.500 M de e en 9 mil contratos de ’emergencia- sin industrias estratégicas propias hasta el 30 de abril habían llegado 252 aviones desde China; 85 en El Prat. El ministerio ha asumido el 37% de este gasto a toda prisa mientras que nuestro autogobierno el 14,6% a sumar al 20% de apoyos desde el Estado. También el eurogrupo financiará 240 mM de e para las sanidades más afectadas de sus Estados. Las conferencias entre consejerías y el ministerio, las dominicales de presidentes han expresado el llamado federalismo cooperativo; donde el polo general (gobierno investido en el Congreso) decide, escuchando y negociando con las nacionalidades y regiones. Pedro Sánchez sabe escuchar; en sus mítines, siempre religa frases de los oradores anteriores. Evidentemente, no podemos pedir que entiendan el federalismo en un independentista de homilías como Torra o los consejeros de Juntos, empeñados con la agenda propia processista. Dentro del federalismo cooperativo van acordarse los criterios de transferencia de 16 mM de € a las CCAA para sanidad, educación y recuperación económica.
Transferir, a diferencia de financiar, significa que no es necesario devolver préstamos o aportar ingresos o avales. La UE transferirá hasta medio billón de € para la mejor competitividad económica. La financiación para pymes de 200 mM. El arsenal de compra de la deuda en la eurozona de hasta 1,35 billones de e del BCE y 250 mM de la Comisión. Recordemos las líneas de avales del ICO para los préstamos de los bancos a las empresas que han tenido que recurrir.
La entrada a las fases de la desescalada ha plasmado el federalismo asimétrico, a la carta, según criterio aceptado por el Ministerio de las propuestas de las Consejerías. La propuesta de Castilla y León ha sido en las pequeñas áreas básicas de salud; en Valencia y Cataluña en regiones sanitarias – aunque nuestros vecinos la palabra provincia no les es tabú y ponen en el centro de su obsesión negociadora una nueva LOFCA: el federalismo fiscal pendiente que plasme la ordinalidad: Cataluña, 3ª; tanto ingresando como recibiendo después de solidaridad niveladora. No dejamos de insistir en la condonación escalonada de los flas que no sino tapar los agujeros de aquel financiación autonómica tan insuficiente como desequilibrado.

Para los que no se dan cuenta de lo que tenemos que recordar que las competencias en justicia y cárceles sólo las tenemos la Generalidad. Una explícita asimetría.

Fonxo Blanco exconcejal de Altafulla

Artículo original en catalán: https://federalistesdesquerres.org/2020/06/fonxo-blanc-llicons-de-concertacio-social-i-federalisme-cooperatiu-i-asimetric/