ActualidadGeneralOpinión

«La pandemia ha desmentido los cuentos de buenos y malos de algunos políticos y científicos y ha impuesto la evidencia: coordinarnos es la mejor medicina, cuando no la única. Coordinación no sólo en los hospitales; también en la economía sin cuya salud recuperada no habrá vida que valga la pena. Y coordinación no quiere decir subordinación ni centralización, sino una dinámica de trabajo y decisiones, desde el municipio más pequeño a los grandes estados de la UE, que evite el caos de datos, estadísticas, proyecciones y opiniones partidistas disfrazadas de criterio científico que ponen nuestra salud en peligro. Coordinados estaremos más sanos y seremos menos pobres, que viene a ser lo mismo.»

Entrevista a Miquel Porta (La vanguardia, 4 de abril de 2020)