ActualidadGeneralOpinión

O el catedrático Ruiz es un grandísimo cínico o ha decidido borrar de su cabeza que, en el 2010, el Institut Català de la Salut, que él dirigía, redujo su presupuesto en un 14,3%, despidiendo a unos 1.000 médicos de familia, a 787 profesionales de enfermería (un 12%) y reduciendo el número de interinos de 8.956 a 7.621 (un 17%), sustituyéndoles por muy inestables contratados/das eventuales. Otro de sus logros fue privatizar algunos sectores de la sanidad pública.”

El estado del malestar (El Periódico,  27 de marzo de 2020)