ActualidadOpinión

“Lo realmente grave y preocupante es que a esto nos han conducido todos los líderes políticos y sociales de la ya definitivamente fracasada vía unilateral a la independencia de Cataluña. Sin excepción ninguna. Unos por acción, otros por complicidad, los más por simple omisión. Todos por cobardía. Porque han sido y siguen siendo incapaces de reconocer en público que engañaron a sabiendas a centenares y centenares de miles de sus conciudadanos, embarcándoles en una embarcación condenada de antemano al naufragio.

Ahora recogen los funestos frutos de su tremenda estafa política. La violencia incontrolada es la consecuencia inevitable de la gran frustración provocada por la constatación del fracaso, de la derrota, del fin de una ensoñación sin base ni fundamento ninguno. Es la triste y desgraciada victoria de algo que uno de esos iluminados ideólogos del separatismo ha calificado como “la violencia pacífica”. ¿Será este el nuevo “grito de rigor”?”

Los gritos de rigor (Crónica Global 7 den noviembre de 2019)