Laura Freixas: Catalunya y el planeta

“¿No sería más útil intentar influir: en las empresas, los gobiernos, los partidos, la opinión?… Yo lo intento, pero me siento un poco ridícula, la verdad, cuando mi acción para salvar el planeta consiste en poner tuits, echada en el sofá. Entonces, yo también hablo de Catalu­nya. Porque es tranquilizador. Porque siete millones de personas…