ActualidadOpinión

“Resulta entonces improrrogable reducir las desigualdades económicas y la pobreza, refundar Europa sobre el paradigma de la solidaridad, la fraternidad y la acogida digna y plenamente integradora de los migrantes y refugiados para que vuelva a ser el lugar del estado del bienestar y la democracia avanzada. De este modo, como ya deseaba José Mujica para América Latina, podremos vivir en paz en una comunidad-continente caracterizada por los derechos sociales y civiles, en la perspectiva de la construcción de un demos europeo (que ya existe en parte, de facto) o como el filósofo francés Étienne Balibar afirma: una Europa no de los soberanismos, sino de la soberanía compartida europea.

Tenemos que quitar soberanías a los Estados para compartirlas. Esta es nuestra historia, la que tiene sus raíces en la Ilustración y en el municipalismo europeo, no en la autosuficiencia territorial, cultural, política, económica de pequeños trozos insignificantes de tierra.

Europa o barbarie.”

Europa como bien común (El Triangle, 17 de agosto de 2019)