ActualidadOpinión

«Mientras se gallea con banderas y patrias, la vida sigue y la ciudadanía consume con mayor o menor fortuna su vida. 350.000 catalanes viven en pobreza severa, el 23,8% de la población bordea el agujero negro del precariado. De los 4.000 millones de euros recortados en partidas sociales hasta 2014, se han recuperado 1.800 millones. Mientras, el Govern no sabe, no contesta.»

La Generalitat no sabe,  no contesta (El País, 13 de abril de 2019)