ActualidadOpinión

“Creo que el principal problema del “Procés” es que los ciudadanos no podíamos pedirles cuentas a nuestros gobernantes, porque hay un elemento que condiciona la política. Cuando se estaban haciendo recortes, empobreciendo a clases sociales, no se podían pedir responsabilidades a quienes nos gobernaban. Todo se supeditaba a un futuro en el que, con la independencia de Cataluña, íbamos a solucionar todos los problemas. Las campañas (frívolas) contra cualquier voz discrepante fueron muy salvajes. Hubo un momento en el que nos pedían que creyéramos. Era un dogma de fe.”

Entrevista a Najat El Hachmi (El Triangle, 16 de septiembre 2018)