ActualidadNoticias

El pasado día 5 de abril de 2018, con una notable asistencia de público se reanudó la presencia de Federalistas de Izquierdas en Mataró, en la sala del Café de Mar con una charla del Presidente de la asociación, Joan Botella, sobre “Un mundo de ciudades”, presentado por el ex Alcalde de Mataró, Manuel Mas.

La idea central que expuso el profesor Botella fué la superación de las fronteras y límites políticos en el mundo de hoy. Los temas y los problemas con los que se enfrenta la humanidad rebasan los límites que las antiguas construcciones político-administrativas, especialmente las derivadas de la época moderna. Los gobernantes de los países han esconden a la ciudadanía que no pueden resuelve en el ámbito territorial las cuestiones esenciales que afectan a sus vidas, como ejemplo paradigmático el tema medioambiental, pero podemos añadir muy especialmente los derivados de las transformaciones económicas y también las culturales. O se consolida la construcción europea o la presencia de sus componentes, los viejos Estados-nación surgidos y enfrentados sanguinariamente en Los últimos siglos, se convertirán en entes irrelevantes en la escena mundial, dentro de pocos años. Frente a esta situación, surgen  movimientos populares que en Lugar de mirar hacia adelante, hacia el futuro, piensan que les iría mejor refugiándose en las construcciones, reales o ilusorias, del pasado. Lo vemos en Italia, en Francia, en el Reino Unido, los Estados Unidos, o en Cataluña

Pero también aparece con fuerza la idea del mundo de las ciudades. Ya hay un G-40 de ciudades, una nueva red que aspira a aprender y extender una nueva idea de gobernanza. El profesor Benjamin Barber proponía constituir un parlamento mundial de alcaldes. Evidentemente no se trata, al menos en lo que nos afecta más directamente, de las poblaciones con 

sus límites territoriales dibujados en otra época. Las comunicaciones ya sean físicas o telemáticas plantean unos mapas de relaciones humanas completamente nuevos. Históricamente las ciudades han estado en la avanzada del progreso, son el lugar de la mezcla y de las nuevas pautas culturales y sociales. Siempre han sido más avanzadas que el hinterland. ¿Cuáles son hoy los límites reales de Barcelona? ¿Van de Tordera a Cunit, o hay que pensar en la Cataluña-ciudad que soñaron nuestros novecentistas? Cuesta que las organizaciones políticas, que seguro conocen el problema, lo presenten a la ciudadanía y hagan bandera de la necesidad de una nueva organización adaptada a las nuevas

circunstancias y los nuevos tiempos. Cuesta que las autoridades reaccionen a las demandas reales de la población y mantengan estructuras superadas por la realidad.

La charla se cerró con interesante aportaciones de los asistentes