ActualidadNoticiasOpinión

“Primero fue la renuncia a participar e influir en la política española, es decir, a gobernar en Madrid. Ahora hemos vivido la renuncia a gobernar en Barcelona a la que sigue la promesa de gobernar desde Waterloo, que es lo mismo que no hacer nada que no sea agitación contra el sistema constitucional español, es decir, renunciar definitivamente a la molesta actividad de gobernar.”

“Que gobiernen ellos”, por Lluís Bassets, El País (04/03/2018).