ActualidadOpinión

Se nos ha llenado el país de salvadores. A un lado y otro del Ebro. Unos nos quieren salvar de los fieros leones constitucionalistas. Otros, de las garras del dragón independentista. Salvadores que llaman a la desobediencia como quien anima a ir de excursión. Salvadores sinvergüenzas que ahora sienten vergüenza de lo que han alentado. Salvadores que apelan a la épica mientras millones de personas solo anhelan una prosa que les garantice una vida digna. “Salvadores” (El Periodico, 8 de septiembre de 2017)