Opinión

El Gobierno vive de la gesticulación, de la venta del humo de la desconexión. Lo cierto es que no gobierna, no hace nada o, en el mejor de los casos, continúa haciendo lo mismo que hicieron los gobiernos de Mas durante los últimos cinco años. Lo que tienen claro los de JxS es que deben buscar alguna salida, encontrar algún atajo, aprovechar un descuido del contrario para colar la gran marcha atrás. Ahora se apuntan como clavo ardiendo a la posibilidad de un referéndum vinculante cuando, durante las elecciones, lo habían despreciado. “Venden humo” (El País, 5 de abril de 2016)