Opinión

El cambio más sustancial que está sufriendo este país desde que estalló la crisis en 2008 es el destrozo de las condiciones de vida y de trabajo de la mayor parte de los trabajadores, especialmente los jóvenes. La recuperación del crecimiento económico no frena el empobrecimiento de la sociedad. Esta es la auténtica herencia que deja Rajoy.

Andreu Missé: “El precariado se cronifica” (Alternativas Económicas, 02.02.16)