Opinión

No habrá elecciones autonómicas en marzo ni Mas ha sido investido como presidente de la Generalitat. Sólo lo primero es una buena noticia para todos. No es buena noticia para el conjunto de los catalanes la formación de una mayoría absoluta soberanista en el Parlament, que sólo servirá para prolongar la parálisis de la institución parlamentaria para todo lo que no sea atizar el fuego de la independencia. “Vuelve la ficción” (El País, 12 de enero de 2016)