Opinión

Las fuerzas de la derecha que han gobernado en España y Cataluña ya nos han demostrado lo que son capaces de hacer tanto en el ámbito económico, como en el social y el ecológico. Nos han demostrado que más corrupción y menos democracia son las divisas añejas de los conservadores. Por ello, para el bien de las generaciones futuras, es necesario, que el 20-D ganen las izquierdas. Nuestra sociedad soporta unos niveles de desigualdad, paro, corrupción, pobreza, contaminación, fraude fiscal que ya no son asumibles. “Preparando el futuro” (El País, 16 de diciembre de 2015)