Opinión

El Artur Mas de después del 27-S ha decidido guardar en el armario el conjunto ideológico ‘business-friendly’ para exhibirse con un renovado look ‘casual-leftist’. El fin justifica los medios, en nuevo lenguaje convergente. Se trata de que Artur Mas, el gran activo del soberanismo, vuelva a ser presidente de la Generalitat. “La estela de Mas” (El País, 11 de octubre de 2015)