Opinión

La buena noticia es que la campaña ya ha terminado. Acaso ahora, una vez cumplimentada la fase más banal del espectáculo, comience por fin, de una maldita vez, la hora de la política. “El run run del tun tun” (El País, 24 de mayo de 2015)