ActualidadOpinión

El gran año electoral de fondo que se prepara en 2015 se completará con alguna resolución sobre la fantasía independentista. Aventuro que si Mas es capaz de jugarse el cargo en unas elecciones autonómicas será porque ya no puede hacer el mártir sin hundirse en una impopularidad ganada a pulso. Como este 2014, Mas no saldrá de nuestras vidas: será inolvidable; este fue el año en el que tantos sentimos bochorno por ser reconocidos como catalanes. “2015: limpieza general” (El País, 30 de diciembre de 2014)