ActualidadOpinión

Cuando CiU llegó al poder bajo el signo business-friendly su primer objetivo fue hacer desaparecer el impuesto de sucesiones. Esa política de abandono de la presión fiscal en ese y otros frentes ha hecho perder ingresos. Resulta paradójico así que se afirme que el camino hacia la independencia se emprende, en buena medida, para construir un estado del bienestar eficaz “Presupuestos políticos, recortes sociales” (El País, 7 de diciembre de 2014)