ActualidadOpinión

Las preferencias son volátiles y manipulables, especialmente por parte de medios de comunicación sectarios y por formas de intimidación social, viejas y modernas. Y las opciones son complejas y mal definidas, si atendemos a que hay muchos federalismos posibles y que hay muchas independencias posibles (por ejemplo dentro o fuera de la UE y la zona euro), y su formato final sólo se puede conocer al final de un acuerdo detallado. “El 9-N y la manipulación política” (Piedras de Papel, eldiario.es, 28 de octubre de 2014)