Opinión

La movilización independentista de esta Diada ha vuelto a ser una demostración de fuerza por tercer año consecutivo. ¿Han sido más, han sido menos que el año pasado? Es igual que hayan sido unos miles menos que en 2013. Es ya una tradición que las cifras de manifestantes se engorden o se adelgacen según sea la fuente favorable o contraria a los objetivos de la movilización.”Entre el fuego y las brasas” (“Economiadigital”, 12 de septiembre de 2014)