Lola García: Fanatismo político

“Amos Oz identifica al fanático por su entusiasmo por pertenecer a algo y pretender que el resto se una, por el afán en convertir al prójimo. Por su propio bien, claro. “Los fanáticos son sentimentales sin remedio”, afirma con ese sentido del humor que reivindica como vacuna, junto al ejercicio básico: ponerse en el lugar…