ActualidadOpinión

“Lo que parece claro es que si se quería llegar a Ítaca, lo que hemos constatado es que no hemos salido de casa. Estamos donde estábamos o peor. No es un diagnóstico de parte. Hay elementos para sostenerlo. Estamos peor en cuanto a la convivencia política, y peor respecto al autogobierno. El independentismo no ha asumido lo que ha ocurrido en el último año y medio, con resoluciones del Tribunal Constitucional, sobre el 155, o del Tribunal de Estrasburgo, sobre la petición de Carme Forcadell (en relación a la decisión del TC de suspender el pleno del Parlament del 9 de octubre de 2017). Es importante cómo hemos sido vistos a partir de esas decisiones judiciales. Sin asumir esas lecciones, seguiremos atrapados en el pasado, hasta que no tengamos sentencia y se sepa qué hacer después. Debemos dejar de mirar hacia atrás, para mirar hacia delante.”

Entrevista a Jordi Amat (Crónica Global, 21 de julio de 2019)